www.difusion.com.es
Noticias del mundo editorial    

Opinión

La publicidad tradicional invasiva, machacona y ciega, has sido durante décadas una aberración que ha mantenido básicamente a los medios de comunicación. En el mundo digital, los bloqueadores de publicidad, especialmente en los móviles y entre los jóvenes, unidos a la preponderancia de Facebook y Google como canales de distribución, están cambiando muy rápidamente las reglas del juego.
La disputa sobre la imagen de “la niña del napalm”, que Facebook censuró en un principio por ir desnuda y luego rectificó, es solo una muestra más de las crecientes demandas y críticas hacia la red social que tiene 1.700 millones de seguidores. Sus decisiones editoriales las toman opacos algoritmos, sin respeto o referencia hacia los principios esenciales del periodismo.
Desde finales del siglo pasado, desde el año noventa y cinco, pera ser exactos, los medios on-line se enfrentan a un reto incierto. Después veinte años de periódicos en internet la tecnología los está matando. Los mata porque la publicidad digital es medible. Totalmente medible. Los ad-server's -servidores de banner's de publicidad- lo saben todo. Son el ojo que todo lo controla. Sabe quien entra en un determinado medio, hora, gustos, si antes de ese medio visitó otro y si después marchará a otro.
La televisión, tal y como la conocemos, marcando nuestras vidas en más de medio siglo, está entrando en una pendiente de bajada no coyuntural, sino de modelo. Con más retraso que la prensa, podría sucederle algo parecido a lo que acontece con los medios impresos en el mundo desarrollado, o sea, una mutación que no se arregla con recortes de costes ni ajustes, sino con un cambio total de modelo de negocio, gestión editorial y reinvención periodística.
Pocas veces la salida de un diario digital ha tenido más expectativas que el fundado por el famoso y magnífico periodista Pedro J. Ramírez, El Español. Durante meses, desde que dejó la dirección de El Mundo, donde había sido el perro guardián de la democracia vigilando, denunciando y controlando al poder político, con informaciones exclusivas, con investigaciones que encarcelaron a más de un intocable, esperábamos el nuevo digital. Esperábamos que la nueva cabecera siguiera la estela que diario16, de El Mundo...
El abuso de una industria publicitaria totalmente obsoleta está matando de manera salvaje a los medios de comunicación y al buen periodismo. Las malas noticias sobre la industria de la información se acumulan este otoño.

2,82421875